Polémica y hasta conato de riña en la comparecencia del director de CAPAMA

Polémica y hasta conato de riña en la comparecencia del director de CAPAMA

Fernando Polanco Ochoa/IRZA


Chilpancingo, Gro., julio 19 de 2017 (IRZA).-
 La comparecencia del director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), Javier Chona Gutiérrez, confrontó a diputados del PRI, PRD, MC y PVEM, quienes protagonizaron un espectáculo de descalificaciones personales y hasta un conato de violencia entre el priista Héctor Vicario Castrejón y el perredista Hociel Hugar García Trujillo.

Los legisladores del PRI, PVEM y MC exhibieron presuntos actos de corrupción del alcalde Evodio Velázquez Aguirre, en CAPAMA, y amagaron con solicitar una auditoría especial a la paramunicipal.

Pero los perredistas se quejaron de un “golpeteo político” en contra del edil porteño, en el contexto del proceso electoral del próximo año, tras señalar que las “corrupción” en ese organismo envuelve a administraciones tanto del PRI como del MC.

“Evidentemente hay un manejo corrupto e irregular”, soltó el diputado Ricardo Mejía Berdeja, de MC, quien aseguró que la operación de la CAPAMA recae directamente en el director de Administración y Finanzas, Guillermo Galeana Salas, y familiares directos de Evodio Velázquez, y anunció que presentarán una denuncia por irregularidades administrativas en contra de Javier Chona.

Pero el diputado Ociel Hugar García Trujillo, del PRD, afirmó que la CAPAMA “dejó de ser la caja chica” y culpó a las administraciones del PRI de haber dejado en quiebra al organismo operador de agua, y sostuvo que ahora “quieren sacar raja política” los adversarios del alcalde.

Agregó que el “odio” de los diputados del PRI y PVME se debe al despido de Marcos Ernesto Cueva Ruiz de esa paramunicipal, hermano del diputado Eduardo Neil Cueva Ruiz, “porque tenía cochupos con el sindicato”, y abundó: “otros dicen que quisieron quitar al hermano de Fermín (Alvarado Arroyo, líder del PRI en Acapulco), por flojo”.

El diputado Ernesto Fidel González Pérez, también del PRD, reconoció el trabajo del director de la CAMAPA y lo felicitó porque reactivó el pago mensual por 100 mil pesos al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG), lo que garantiza prestaciones a sus trabajadores.

El conato de violencia
En la tercera ronda de preguntas y respuestas, el perredista Hociel Hugar García criticó la ausencia del diputado Héctor Vicario Castrejón, al indicar que “no estaba hace rato; viene llegando y ya viene sacando las pezuñas”.

Entonces, airadamente reaccionó el legislador priista, quien amagó con encararlo, pero fue impedido por la diputada Flor Añorve Ocampo, también del PRI, quien lo tomó del brazo para que no se levantara de su asiento.

Con rostro de ira y señalándolo con el dedo índice, Vicario le exigió disculparse. “No, no, no soy marrano, marrano eres tú y pídeme una disculpa”, exclamó. Y el perredista, miembro del grupo político de Evodio Velázquez, accedió a disculparse.

Todo está en la página
El risible debate contrastó con la escasa información que el funcionario proporcionó a los cuestionamientos que los diputados le formularon sobre la operación financiera y administrativa de la paramunicipal.

Chona Gutiérrez les dijo que las respuestas a sus planteamientos están en la página oficial de internet del organismo, pero reconoció un adeudo de casi 200 millones de pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Sin embargo, resaltó que el gobierno de Evodio Velázquez tiene el compromiso de pagar, pero denunció que la CFE incrementó a 18 millones de pesos la facturación mensual, pese a que existe un convenio de pago por 11 millones al mes hasta saldar el adeudo general que ascendía a 98 millones de pesos.

Refirió que el adeudo con la CFE se generó durante el gobierno de Luis Waltón Aburto, por un monto de 152.7 millones de pesos, porque no había recursos para pagar, sin embargo, reconoció el esfuerzo que al final de esa administración hizo el alcalde suplente, Luis Uruñuela Fey, quien abonó 80 millones de pesos, dejando un saldo de 73 millones.

El diputado Ricardo Mejía Berdeja, de MC, dijo que el gobierno de Luis Walton pagó el total del adeudo que acumuló con la CFE, cuya facturación mensual era de 6.3 millones de pesos.

Precisó que al inicio de su gobierno, Velázquez Aguirre firmó un convenio con la CFE hasta el final de su administración por 98 millones de pesos y que en un acto de reciprocidad, la paraestatal redujo el monto a 2.3 millones de pesos.

Refirió que el problema surgió porque la CAPAMA desacató el convenio y dejó de pagar, por lo que el adeudo de 98 millones de pesos más la facturación hacen un total de casi 200 millones de pesos, y advirtió que de seguir así podría alcanzar hasta los 400 millones al final de la administración.

Los legisladores del PRI, PVEM y MC se quejaron de que el director de la CAPAMA haya evadido los cuestionamientos sobre el manejo financiero y administrativo de la paramunicipal, por lo que pedirán una auditoría especial al organismo.

En riesgo las participaciones federales de Acapulco
Los diputados advirtieron que la CFE podría recurrir al descuento o retención de las participaciones federales que destina la Secretaría de Hacienda y Crédito Público al Ayuntamiento de Acapulco.

En la quinta cláusula del convenio firmado entre ambas partes el 31 de octubre del 2015, el Ayuntamiento aceptó saldar el adeudo, a través de las participaciones federales, en caso de incumplimiento por parte de la CAPAMA.

Derivado de eso, diputados del PRI, PVEM y MC anunciaron que solicitarán a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y su similar de Guerrero una auditoría especial al organismo, para que se precise y aclare su estatus financiero. (www.agenciairza.com)

Last modified onJueves, 20 Julio 2017 19:46
back to top