Helguera: Trabajadores en paro no tienen justificación para radicalizarse

Helguera: Trabajadores en paro no tienen justificación para radicalizarse

--Líder de Morena sostiene que el Congreso es un buen empleador

 SNI, Chilpancingo, 27 de mayo.- El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Antonio Helguera Jiménez anticipó que los 160 trabajadores que mantienen un paro laboral desde hace una semana, en realidad no tienen motivos para radicalizar su movimiento, por lo que advirtió que si lo hacen, el órgano de gobierno tendrá que actuar conforme a lo que establece la ley.

El fin de semana, Lenin Hernández Mena, secretario general de la sección 55 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), en el que se aglutinan los trabajadores del Congreso, advirtió que a partir de que no había un acercamiento con el presidente de la Jucopo, sus compañeros estarían radicalizando la intensidad del movimiento.

Ante dicho anuncio, el también coordinador de la fracción parlamentaria del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sostuvo que los trabajadores no tienen justificación para asumir una actitud de esa naturaleza.

Retomó el caso de los bonos que se han otorgado a los trabajadores en legislaturas anteriores, pero que la actual no les ha quitado y que son conquistas importantes.

Explicó que los trabajadores del Congreso reciben cada 30 de abril un bono de Día del niño, que de 450 pesos se incrementó a 500; en tanto que el bono del Día de la Madre de 8 mil pasó a ser de 8 mil 500 pesos.

Los padres de familia que trabajan en el Congreso tenían un bono de 4 mil pesos, pero ahora subió a 4 mil 350, pero también se otorgan becas para hijos de trabajadores que estudian en todos los niveles, desde nivel básico hasta el profesional.

También señaló que el Congreso apoya con útiles escolares para los hijos que están en educación básica, además de que se consiguió equipo de seguridad para los responsables del área de mantenimiento.

Helguera también señaló que los trabajadores del Poder Legislativo reciben 90 días de aguinaldo, se les paga un bono de puntualidad, cuentan con préstamos personales, se les garantiza el pago de guarderías y tienen seguro de vida.

Por esa razón, insistió en que el Congreso no puede ofrecer más allá del 6.6 por ciento de incremento salarial, ya que el 13 por ciento que reclaman resulta inviable, dadas las precarias condiciones en que se encuentra el Poder Legislativo.

Retomó el planteamiento hecho por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador en el sentido de que los incrementos salariales no pueden ir por arriba de lo que marca la inflación, que hasta el momento no pasa del tres por ciento.

back to top