El regreso de las momias: Futuro 21

El regreso de las momias: Futuro 21

MIRADA INTERIOR

El porvenir de los renunciantes

Isaías Alanís

 

Es evidente que la historia de la izquierda mexicana tiene variopintas travesías por circunstancias políticas y coyunturales, así nació el PRD, se nutrió de todas la fuerzas de avanzada de esos años, hoy un grupúsculo de cartuchos quemados acude al llamado del “chucho mayor” para intentar aglutinar en nombres de mujeres y hombres que han pasado por cargos políticos y dejado una estela de corrupción, oportunismo y anti ética para integrar un grupo de choque contra MORENA y un “partido”, si es que cuaja a modo con el mejor postor electoral llegadas las circunstancias y seguir medrando con algunas diputaciones por representación proporcional. La hora del PRD desde hace años llegó al abismo y el peor de sus fracasos y traiciones a su historia fue el pacto por México.

Los hijos directos de Talamantes a los que se han unido un grupito de sin chamba política, como Gabriel Cuadri, (El malo de la Invasión de los marcianos) extorsionador solitario de bioescenarios altamente contaminantes y el “ecologista preferido de los grandes empresarios que degradan el ambiente” (La Jornada/10/abril/2012),  y de la mano de Elba Esther Gordillo chaficandidato presidencial de Nueva Alianza; José Narro Robles, ex rector de la UNAM, en su doble papel del “Cavernario Galindo” y “Sergio el Bailador”, priista al igual que Beatriz Pagés y sin faltar a la machaca norteña, Cecilia Soto conocida en el bajo mundo de la lucha libre como “Sexilia la Vampira”, que llegó a la política de la simulación de la mano de Salinas para ser candidata presidencial de minué escenográfico; Rubén Aguilar, alias “El Labión Perales” el que hablaba por Fox; y Miguel Ángel Mancera el que “no es de aquí ni de allá”, son los sin partido, los miembros de la sociedad civil, los ungidos por la triada comandada por los bofes de la lucha libre de la política; Chucho Ortega, Jesús Zambrano, Carlos Navarrete, y los que medran con un ente llamado los Galileos, Guadalupe Acosta Naranjo, el que vence a la pobreza desde la cabina de su yate.

La pasarela de adherentes a la nueva aventura bucanera chuchina es mas que elocuente, y contradice lo señalado por Jesús Ortega para esta tramoya de fragilidades, cuyo objetivo es revivir cadáveres políticos; Los Hermanos Espanto, una de las primeras tercias de luchadores rudos similar a “Los misioneros de la muerte”: Chucho Ortega, Chucho Zambrano y Carlos Navarrete, integran esta tercia de rudos que se han cambiado el nombre a Futuro 21 para mantenerse activos y cobrar favores electorales en la nomina de la arena México.

El rudo mayor lo revela en pasajes crípticos llenos de contradicciones. Futuro 21 pretende crear un monstruo sin mascara para detener a MORENA: “serán en su gran mayoría personas que no han militado en partidos políticos, que no han participado activamente en la vida política partidista, en el sistema de partidos, en su gran mayoría ese es el propósito, y serán personas que no han tenido experiencia, pero que quieren participar porque ven el riesgo que se perpetúe un gobierno como el que actualmente tenemos”.

¿Cuántos años se han perpetuado los chuchos en el PRD y lo llevaron al fracaso electoral y a la pérdida de identidad de sus principios basicos? En la tragicomedia política mexicana, Futuro 21 es una nebulosa donde el lodo, las traiciones y lo podrido brota por todos lados y el futuro se ve denso y de la mano de los enemigos de AMLO que lo quieren ver en la lona doblado por una “Tapatia” aplicada por la tercia de rudos integrada por Carlos Slim, Ricado Salinas Pliego, Alberto Bailleres, y como seconds a los Larrea, los González y una caterva de multimillonarios. Y en el mundo de la política, a los Tres Intocables; Vicente Fox, alias la “Tepocata enchilada”, El rudísimo “Calderdrunk y el “Muñeco del Copete caído” Ernesto Peña Nieto, rudo de espuma al que desenmascaró su falta de atención con el país, y al entrenador estrella, Carlos Salinas, Alias el “Jefe Negro”, rudísimo pugil que ha vencido a sus rivales colocándolos donde hay dinero, impunidad y libertad para delinquir sin problemas.

Futuro 21 le hará manita de puerco al presidente, le aplicrán un candado, lo moleran a patadas voladoras, intentarán derrumbarlo con “La cerrajera” de Enrique Llanes, “El nudo” de Tarzán López y la “Tapatía de Rito Romero. Lo malo es que los luchadores elegidos son siniestros, sin cartel, abucheados en las arenas mexicanas. Y como se han quedado solo con tres senadores con la salida de Zepeda, ¿insistirán en buscar una relevo paniana experta en construir edificios inteligentes, y con una lengua que denigra la belleza lexicológica de La Picardía Mexicana de Armando Jiménez recien fallecido a los 92 años.

El panorama para Futuro 21 es de agonía antes del nacimiento, han echado a andar una maquinaria mediática y con ganas de que les lleguen ofertas de los enemigos del presidente, de alguna fundación mediante una tranferencia de un paraiso fiscal, recibir “donaciones”, comenzar la batalla por el “regreso de la democracia” a este país al que contribuyeron para su hundimiento. Y otra prueba de lo obsoleto de este gólem es la renuncia al PRD de Beatriz Mojica Morga con la base política que tiene en Guerrero; recientemente Alejandra Barrales y Juan Zepeda, dos miembros con militancia propia se van a causa de “la incertidumbre” que existe en el partido. “En estos días hay quienes están viendo en el PRD los cimientos para construir una nueva propuesta política, algunos se opondrán a ello, nosotros en esta disyuntiva hemos decidido cerrar nuestro ciclo en el PRD”, se lee en la carta firmada también por Zepeda”. ¿A dónde van a emigrar los renunciantes al PRD?

Gabriel Cuadri aboga por desaparecer a las comunidades indígenas de sus territorios y aprovechar sus recursos, los Chuchos en mantener privilegios y permanecer en nómina. ¿Qué clase de opositores descuadrados y olorosos a naftalina y de ultra derecha se está gestando en México?

 

 

 

 

 

back to top