Opinión (252)

¿Por quién doblan las campanas?

Políticamente Incorrecto

Roberto Camps

 

Si los analistas más serios están de acuerdo que en las elecciones de 2017 hubo retrocesos en el sistema electoral que con trabajo se ha construido, tal vez también coincidan que el mal precedente de triunfos mal habidos del PRI no puede reeditarse en 2018.

Ante el cúmulo de irregularidades, es esperarse que en el Estado de México y Coahuila se dé una segunda vuelta judicial, que ponga en su lugar (o no) a quienes quebrantaron las reglas del juego a la vista de todos.

Llama la atención que Morena no haya presentado denuncias ante las flagrantes trampas del gobierno federal en la etapa previa a la jornada electoral.

Con el resultado de los conteos, es claro que el Estado de México se le pretende convertir en un Jurasik Park, un santuario a donde lleguen a refugiarse los dinosaurios priistas, una clase política en vías de extinción por el rechazo ciudadano.

Pero ni ahí estarán del todo seguros: en Edomex menos del 30%  del padrón votó por el PRI, siete de cada diez rechazaron a Del Mazo. La gente votó en mayoría por las opciones de izquierda, que fueron divididas.

¿Por quién doblan las campanas? Por el PRI, sería un buen epílogo del proceso electoral de 2017. El gran perdedor, de elecciones, de votos y de confianza, fue el PRI. Aún en la dispersión, las izquierdas, el PAN, los candidatos independientes, fueron el cauce del mal humor social.

La “nueva generación del PRI”, exhaltada en su momento por Enrique Peña Nieto,  los Duarte, Borge, Moreira, Yarrington, Sandoval y la redes de corrupción que construyeron, detonaron el enojo pero a la vez, la energía necesaria para impulsar el cambio político y la transformación de las instituciones que México necesita.

Los gobiernos de coalición tienen la posibilidad de ofertarse en el proceso electoral de 2018. Veracruz y Nayarit demuestran que las alianzas funcionan, que son una estrategia electoral contundente.

Por eso es importante generar un frente amplio opositor que no incluya al PRI, un frente opositor sin candidatos, que construya el programa primero y ponga por delante los intereses de la ciudadanía.

Pero “rayito de esperanza” no entendió el mandato de la gente en Edomex, las izquierdas unidas habrían logrado una alternancia histórica.  Hoy decide que va solo con PT al 2018. AMLO le apuesta nuevamente a la traición de las bases del PRD, no se ha fijado el crecimiento del Sol Azteca en la elección del 2017. No reconoce que se equivocó.

 

Read more...
Subscribe to this RSS feed