AMLO promete no ocultar nada sobre accidente aéreo con dos políticos muertos

AMLO promete no ocultar nada sobre accidente aéreo con dos políticos muertos

MEXICO, 26 dic (Xinhua) -- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió hoy "no ocultar absolutamente nada" sobre las causas del accidente aéreo en el que pereció el pasado lunes la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle.

"No vamos a ocultar absolutamente nada para que no haya ninguna sospecha. Tenemos que saber qué fue lo que originó este accidente, esta lamentable tragedia", sostuvo el mandatario en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional, en la Ciudad de México.

López Obrador aclaró que el gobierno mexicano es el más interesado en que "se conozca toda la verdad".

"No vamos a ocultar absolutamente nada y tenemos que saber qué fue lo que originó esta tragedia", insistió.

Alonso, junto con su esposo y un asistente, abordaron el pasado lunes un helicóptero en el estado central de Puebla para viajar a la Ciudad de México.

De acuerdo con las primeras investigaciones y testigos, 10 minutos después del despegue, la aeronave se incendió y se desplomó de manera precipitada en un predio de la municipalidad de Coronango, Puebla.

Peritos especializados han descartado que el accidente del helicóptero, un Augusta A-109, se produjera a partir de explosivos o sustancias ajenas al combustible.

Han dejado también claro que los dos pilotos del helicóptero eran expertos y con papeles en regla.

López Obrador explicó que "para que no haya ninguna sospecha" y descartar cualquier duda del accidente, el gobierno "recurrirá a una instancia independiente del extranjero", para que presente un dictamen que se daría a conocer al pueblo de México "en su momento".

Dijo que ello es para descartar cualquier tipo de duda, luego de que algunos políticos de oposición y usuarios de redes sociales han insinuado que el accidente pudiera deberse a atentado o conspiración.

El mandatario mexicano pidió en ese sentido esperar los resultados y no adelantar ningún posible atentado, además de aclarar que de parte del gobierno no existe ningún tipo de conspiración.

Dichas insinuaciones "son mezquinas" de parte de "ciertos grupos de derecha y grupos neofascistas".

Aclaró que su gobierno no es "represor" y que el cambio que propugna es por la "vía pacífica".

"Nunca jamás actuaríamos en contra de nadie", advirtió López Obrador, al exhortar a sus adversarios que "dejen de hacer el ridículo", con sus declaraciones, porque "lo peor que se puede hacer en política es el ridículo. Sean más responsables y menos ridículos".

En un principio, las autoridades mexicanas dijeron que buscarían el apoyo de expertos en Estados Unidos, pero el presidente mexicano indicó este miércoles que no sería así, debido al cierre de la administración estadounidense, "lo que dificulta el apoyo".

"Hay una situación de paro con el gobierno de Estados Unidos (...) nos contestaron que están esperando que esto se decida, se resuelva, para que puedan venir y participar en la solicitud de asistencia", indicó.

A su vez, el subsecretario de la Secretaría (ministerio) de Comunicaciones y Transportes de México, Carlos Morán, adelantó que buscan la participación de peritos de Canadá y de especialistas europeos para resolver el caso, en el cual, dijo, no existe un tiempo específico para aclararlo.

 

La gobernadora Alonso y su esposo pertenecían al opositor Partido Acción Nacional (PAN), fuerza política de derecha que ganó en los comicios del estado de Puebla de julio pasado, de acuerdo con los resultados electorales.

back to top