Evodio: “No soy nuevo rico”

Evodio: “No soy nuevo rico”

--El ex alcalde de Acapulco sostiene que no es un nuevo rico, pues actualmente vive en la medianía 

SNI, Chilpancingo, 8 de mayo.- El ex alcalde de Acapulco, Jesús Evodio Velázquez Aguirre sostuvo que a siete meses de culminado su periodo de ejercicio constitucional, no hay ninguna investigación penal o administrativa iniciada en su contra, lo que confirma que los señalamientos sobre supuestos malos manejos, en realidad fueron parte de una campaña de descrédito en su contra.

De inicio, Velázquez Aguirre que tuvo la decisión de salir ante la opinión pública para responder ante las acusaciones, es derivado de que resulta imposible guardar silencio ante la cantidad de señalamientos que se le hicieron, pues sostiene que muchos fueron infundados.

Las acusaciones, dijo que van desde el supuesto enriquecimiento ilícito, la versión de que tenía vínculos con organizaciones delictivas y la herencia de un desorden administrativo hacia la administración actual, que encabeza el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Tras “la guerra” que sostiene, sufrió durante su administración, lo que siguió al término del periodo de ejercicio constitucional 2015-2018, fue una verdadera persecución política.

 

Ningún procedimiento en su contra

 

Respecto a la razón por la que esperó siete meses para responder a las acusaciones dirigidas en su contra, e ex alcalde porteño explicó que dio el tiempo suficiente para que las personas que lo acusan, tuvieran los elementos necesarios para presentar las denuncias ante las instancias correspondientes.

“No hubo ninguna denuncia, en su momento hubo la necesidad de tramitar un amparo y este se sobreseyó –como dicen los abogados- y de 68 instancias a las que se pidió información, ninguna de ellas contestó que tuviera un procedimiento abierto en contra de Evodio Velázquez, ni por peculado, enriquecimiento ilícito, malos manejos ni crimen organizado”, aseveró.

Agregó que recientemente tramitó un acta de no antecedentes penales, la cual le fue otorgada sin ninguna complicación por la Fiscalía General del Estado (FGE).

Sostuvo que no rompió el silencio antes por mera prudencia, de tal suerte que optó por permitir que la administración actual, durante sus primeros meses comenzar a trabajar sin complicaciones.

Los siete meses de silencio, indicó que representan un tiempo razonable, por eso es que inicialmente comenzó a responder dudas a través de sus redes sociales, ya fuera en torno a la situación de la Comisión de Agua Potable, el desempeño del área financiera, la obra pública y su situación personal.

Explicó que ante las versiones que lo acusaban de enriquecimiento ilícito, puso a consideración dela población su declaración patrimonial, además del 3 e 3, que solamente 72 de 2 mil 400 alcaldes en el país se animaron a presentar de manera pública.

“Ahora se sabe con qué llego Evodio, que propiedades y automóviles tenía al asumir el cargo y como es que salió, ahí la gente pudo ver si hubo enriquecimiento ilícito de mi parte”, aseveró.

También citó el hecho de que en su momento, el Instituto de Transparencia y Acceso a la I formación (ITAIGRO) reconoció que el de Acapulco, fue el municipio que ocupó el primer lugar en materia de cumplimiento. 

 

No soy un nuevo rico

 

Cuestionado sobre la versión de que terminó la administración municipal de Acapulco convertido en un nuevo millonario, el también ex secretario general del PRD sostiene que no hay tal.

“Lo pueden ver, ahora vivo en Chilpancingo, donde ya había vivido en otro momento, cuando fui dirigente del PRD, aquí es muy pequeño y muchos saben donde vivo, en qué me muevo y como lo hago”.

Agregó: “Estoy solo, camino con mi esposa solo, aquí están mis hijos y los llevo a la escuela, tengo una casa en la medianía, en una colonia popular, no tengo nada de qué arrepentirme y doy la cara como siempre lo he hecho”.

Por esa razón destacó que decidió salir a responder, para demostrar que tienen "autoridad moral, calidad legal y condiciones para seguir en la actividad política, puesto que los señalamientos se plantearon de forma dolosa".

 

Sí dejó dinero en las arcas

 

Otro señalamiento que pesa sobre Velázquez Aguirre, es el que apunta hacia el hecho de que no dejó dinero en las arcas de Acapulco, lo que sostiene que también es falso.

“Dejamos 151 millones de pesos en curso, en septiembre (2018) para hacerle frente a los problemas inmediatos, pero no pagaron a los proveedores que tenían que pagar, no se cubrieron los finiquitos de los funcionarios, que era una obligación porque parte del recurso se debió depositar a mi administración, pero decidieron depositarlo a la administración siguiente”, aseveró.

El recurso que se dejó en funcionamiento, señaló que no se utilizó en los rubros que se tenían considerados, pero eso es algo que ya le corresponde responder a la actual jefa de cabildo.

Last modified onDomingo, 12 Mayo 2019 21:39
back to top