Se raja Toño Gaspar

Se raja Toño Gaspar

--Atosigado por la crisis financiera de la comuna, opta por la renuncia



José Luis González C.
"Por encima de todo me mueve el interés de que lleguen recursos extraordinarios a Chilpancingo. Si tiene que ser uno de Morena el que llegue a relevarme en el cargo, porque ese sea el condicionante para que lleguen los recursos extraordinarios... con todo gusto”, expresó amilanado el alcalde capitalino, Antonio Gaspar Beltrán en la conferencia de prensa a la que convocó el pasado 6 de junio en las instalaciones de la Coparmex.
Gaspar Beltrán se impuso su propia disyuntiva, cuando siente que la situación financiera del Ayuntamiento de Chilpancingo, que está en crisis, lo tiene hasta el cuello; no le da margen de maniobra para operar exitosamente: continuar hasta el colapso, o entregarle el poder, por el que tanto luchó junto con los perredistas y la ciudadanía, a Morena, a efecto de que López Obrador, entre al rescate financiero de la comuna capitalina.
“Se ha rajado Toño”, se soltó entre los periodistas o zalameros que llegaron a escuchar la conferencia de prensa a la que se hizo con la advertencia: “Invitación personal”.
Todas las oraciones y plegarias, que ha puesto en marcha con la comunidad cristiana a la que pertenece, para que Dios le dé inteligencia, paciencia y sabiduría para gobernar, no le han dado resultado.
Tampoco le ha dado resultado ofrecerle a Jesús nuestro Señor, una campaña publicitaria en casi todos los espectaculares de la ciudad con el mismo fin, para que el “Gobierno de la gente”, tenga resultados positivos.
Abrumado por la crisis financiera que le heredaron las administraciones que le precedieron, el alcalde capitalino, Antonio Gaspar Beltrán tira la toalla, explota para sí mismo y para el grupo que lo llevaron al poder.
Todos, los de la mesa que le acompañaron, se quedaron estupefactos de lo que estábamos oyendo, lo mismo los periodistas, al escuchar de su voz, las frases que se hilaban para entenderlo como un acto se inmolación y tener misericordia.
¿Cómo han transcurrido los 9 meses de su gobierno?
Lo primero que hizo, Antonio Gaspar Beltrán, fue deshacerse de quien gerenció su campaña, para volver a ganar la candidatura al interior del Partido de la Revolución Democrática y después, la elección constitucional.
David Rivera de Consultoría “Certeza”, que ha sido exitosa en ganar campañas difíciles, no logró entendimiento con el alcalde electo, una vez que ya estaba sentado en la silla, rompió todo acuerdo, lo que provocó la expresión. “Toño es un hombre sin palabra”. El Consultor Político se fue a buscar nuevos clientes y horizontes. Su trato fue tomado como un gesto de ingratitud.
El alcalde acomodó sus piezas, su “grupo compacto” para gobernar (entre ellos algunos miembros de su secta religiosa) y para perfilar los negocios que giran en torno al poder. Ya se imaginaba perfilado para suceder a su antiguo padrino político, Héctor Astudillo Flores. Para ello, se la pasaba coqueteando al grupo de Ángel Aguirre Rivero, al otro día reivindicándose miembro de Nueva Mayoría de Evodio Velázquez Aguirre. Pero también sometido al PRI, de tal suerte que muchos cuestionaron sobre su verdadera militancia, como pasó con Zeferino Torreblanca Galindo.
Su carácter se volvió irritable y hasta ofensivo. Quizá se deba a que recibió la presión de los grupos hegemónicos que han detentado el poder desde tiempos remotos, los que le dijeron: “no vas a despedir a nadie de nuestros equipos, porque te caes”. Optó por nuevas alianzas con los de su viejo origen.
De esa manera quedó atado de manos, sin poder reunir para la nómina, por lo que optó por comportarse autoritario y déspota con su propia gente, como una estrategia para deshacerse de ellos, pasando por encima de las corrientes políticas del Sol Azteca, que juntas (Izquierda Progresista Guerrerense, Alternativa Democrática Guerrerense, Nueva Mayoría, Movimiento de Acción Social, Mojicas, Nueva Izquierda, etc.), lo llevaron al poder.
El ex Senador de la República, Julio Aguirre Méndez, fue el primero que salió, luego de haber sido reprendido públicamente en una sesión de Cabildo por el propio alcalde, tras aconsejar sobre la solución juiciosa a una problemática.
“¿Y a ti, quién te pidió tu opinión? ¡Cállate! Espetó el alcalde, poniendo en evidencia al ex Senador de la República y ex líder magisterial, a quien mandaba a apagar los conflictos sin capacidad de negociación. Presentó su renuncia como subsecretario de Asuntos Políticos y en su lugar puso- como una forma de coqueteo a Ángel Aguirre Rivero- a Ernesto Franco Pérez, uno de sus pupilos políticos.
A la compañera sentimental de Francisco Vergara, quien también gerenció su campaña y al que se le ve a leguas su incomodidad en el equipo, la despidió de Capach.
Se han ido la directora de Cultura Municipal, Mary Méndez, compañera sentimental de regidor del MAS de Desarrollo Social, Oscar Armando Garibay Valdez. Además del director de la Juventud, se fue el director del Instituto de Vivienda de Chilpancingo, Estefano Cervantes, porque se negó a convertir el organismo en un negocio jugoso, a costa de los ciudadanos, como se lo pedía el alcalde: “autosustentable”
Otro de los funcionarios claves que le renunciaron a Gaspar Beltrán es el secretario de Seguridad Pública, Edgar Caín Pérez Burciaga, quien dimitió al cargo porque su estilo de trabajo chocaba con el del primer edil, por lo que decidió regresar a cumplir su deber en la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).
En las últimas semanas, circuló a manera de trascendido la causa de la dimisión del teniente de infantería, la que se atribuye a los constantes roces con el edil, producto de la presión de la delincuencia organizada que ha ganado terreno bajo su mandato.
Su lugar lo ocupó Fabrizio Bautista Romero, como encargado de despacho, quien tendrá que asumir las tareas de seguridad, en un contexto donde oleadas de violencia aparecen de manera intermitente.
El conflicto interno que afecta la normatividad municipal, es ese repentino cambio de conducta del edil, la cual se considera, ha llegado a un grado patológico, donde se han perdido los valores de dominio personal en detrimento de las habilidades administrativas. Gaspar no muestra estar a la altura de un liderazgo que requiere conducir los destinos de los chilpancingueños, para alinear a las personas a los diferentes procesos, a efecto de patrocinar el cambio.
Gaspar perdió la brújula y ha dicho que “no le importa perder amigos”, refiriéndose a los que le ayudaron a arribar al poder, escudándose en que habría advertido que “los puestos no eran eternos”. Ya no influye en otros, no sabe administrar los conflictos, no trabaja con eficiencia, esta atolondrado con el poder, ya no promueve una comunicación abierta, se ha extraviado, la ambición lo ciega, ya no tiene impacto en las comunicaciones. La última vez que se escuchó en radio, daba tristeza y un periodista hertziano en la conferencia privada que ofreció, espetó ante su relato dramático: “tengo ganas de presarle una feria”.
El Gobierno de la Gente suena a frase hueca y se diluye en la medida en que no se ha podido demostrar eficiencia y eficacia en el desempeño público, haciendo realidad la frase que su otrora partido político PRI, le endilgaba: “el PRD no sabe gobernar”.
El Cabildo, que no le aprobó su cuenta pública ni el presupuesto de Egresos, tiene 3 meses que no se reúne. Pero prepara y propaga un activismo político para posicionar a su esposa, Jasmín Arriaga Torres a la diputación en el Distrito II, a través del ofrecimiento de obra pública en las colonias y campañas de corte de pelo (algunos dicen: “tomada de pelo”). En eso está ocupado, más que en resolver el paro laboral de la sección 28, quienes le exigen el 13 por ciento de aumento salarial.
Una de las cosas que lo tiene atribulado, es el hecho de que los regidores de Morena, le echaron abajo el proyecto empresarial, donde sería socio de la empresa “Leal Espacios S.A. de C.V., la cal manejaría una planta de Tratamiento y Disposición de Residuos Sólidos, la cual, al ser sometida por los regidores ante especialistas, concluyeron que no garantiza un manejo profesional de la basura, provocaría daños al medio ambiente y a la salud de los chilpancingueños, aparte de que sobre sus espaldas, recaería el pago de 30 millones de pesos anuales.
Quien ya pidió su renuncia, es el secretario de Obras Públicas, José Muñoz Villalobos, porque no compaginan con Gaspar Beltrán, la manera en cómo se están haciendo las obras, sin expedientes técnicos, sin especificar a los beneficiarios, el tipo de material a emplear, el tipo de obras y que se buscan justificar con facturas simples, lo cual ya ha sido observado por la Auditoria General del Estado (AGE).
Todos estos factores, demuestran la debilidad de su gobierno, el cual sólo sus compadres, sus allegados y corifeos, miembros de su secta religiosa le aplauden sin ayudarle mucho, más que lisonjearlo, lo que tanto disfruta en sus momentos de infortunio y soledad.
Acorralado, en estos factores, el pasado jueves, dio una conferencia de prensa justamente en el edificio de la Coparmex.
“Si para que puedan llegar los recursos, tengo que hacerme a un lado, que me digan. Si quieren que venga a gobernar un alcalde de Morena, me hago a un lado”.
Esa fue la respuesta que dejó atónitos a varios de los presentes, menos a la directora de Comunicación, que dice que es y que no lo es, que estaba más ocupada en el pastel de su cumpleaños.
Paco Vergara frunció el ceño, como diciendo: “ni pex”. Franco, se arrinconó en la puerta de acceso a la izquierda de los periodistas. El secretario General Toño Orozco hizo una mueca y agachó la cabeza. La Síndica Castorena miró hacia el vacío. La tesorera Guri, también le restó importancia. No daban crédito a la respuesta con que el alcalde atajaba la pregunta contundente formulada del “Hombre Radio”, Gamaliel García: “si ante el escenario desastroso estaba pensando en renunciar”.
El alcalde perredista Antonio Gaspar Beltrán consideró la posibilidad de solicitar licencia al cargo y permitir que un morenista ocupe su lugar, para que el presidente Andrés Manuel López Obrador, ponga atención en la capital.
El jueves pasado se cumplieron cuatro días desde que la Sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) tomó el Palacio Municipal, para demandar un incremento del 13 por ciento al salario base y del ocho por ciento en prestaciones, demanda que dice, la retomaron de los mismos trabajadores del Congreso por “contagio” y que está imposibilitado de cumplir.
El alcalde insistió en que no puede cumplir el pliego petitorio del sindicato, porque su gobierno enfrenta un déficit anual de 240 millones de pesos.
Enfatizó que el ayuntamiento de Chilpancingo es el primero en la historia del país que aprueba un presupuesto de egresos deficitario.
Gaspar Beltrán, para reiterar sus argumentos, presentó un comparativo mensual de los ingresos y egresos del ayuntamiento.
Desbrozó que el ayuntamiento dispone mensualmente de 37 millones de pesos, de los cuales 21 millones se gastan en nómina administrativa; 6 millones en nómina de Fortalecimiento Municipal, áreas operativas y de seguridad; más 3 millones en combustible, dos millones para el tratamiento del relleno sanitario; 1.5 millones en materiales, suministros y aportaciones sindicales; 2 millones en alumbrado público y energía eléctrica; así como un millón de pesos del convenio de pago recién firmado con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
El alcalde manifestó que hay egresos que están fuera del techo presupuestal mensual, entre ellos casi 3 millones de pesos por la detención del Impuesto Sobre Renta al salario de los trabajadores; cerca de 1 millón de pesos por el 2 por ciento de nómina que contribuye al estado; 1.5 millones de pesos por cuotas del ISSSTE; casi m1illón en prestaciones sindicales, 3.5 millones de contribución al ISSSPEG y 100 mil pesos por contribución al estado por el Registro Civil, entre otros rubros.

En total, dijo que el ayuntamiento arrastra una deuda mensual cercana a los 10 millones de pesos, lo cual lo hace insolvente.
Insistió en que no hay capacidad para autorizar los incrementos salariales que demanda el sindicato, porque el ayuntamiento tiene insolvencia económica y se maneja en una situación caótica.
Refirió que de por sí, su administración requiere la intervención urgente del gobierno federal, una mano que le ayude a salvar la situación, que le entre al rescate financiero.
Visiblemente desesperado, hizo un llamado al coordinador del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, para que gestione una audiencia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.
A su vez hizo un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores, para que apoye en las gestiones ante el mandatario federal, como ya lo ha hecho en otros casos en que la crisis financiera le ha explotado.

El objetivo es "exponerle la situación financiera que atraviesa el municipio de Chilpancingo", a efecto de recomponer en panorama de incertidumbre que estamos padeciendo en la capital del estado.
Al lamentar la lejanía de López Obrador, porque a pesar de que en varias ocasiones ha buscado el acercamiento con él, no lo ha logrado y dio pie a pensar que su falta de capacidad de gestión es una realidad tangible. Por ello tira la estafeta.
"Entiendo que la gobernanza tiene que ver con la responsabilidad de cumplir con las expectativas que generamos ante la sociedad. Si no recibo respaldo del gobierno federal, entenderé que es porque no hay afinidad en la manera en que gobernamos", expuso.
Con base a ese argumento que soltó a bocajarro que ha pensado seriamente en solicitar licencia al cargo, para que un morenista ocupe la alcaldía de Chilpancingo.
"Por encima de todo me mueve el interés de que lleguen recursos extraordinarios a Chilpancingo. Si tiene que ser uno de Morena el que llegue a relevarme en el cargo, porque esa sea el condicionante para que lleguen los recursos extraordinarios... con todo gusto”, expresó amilanado
“Ya lo he pensado, pediría licencia, si la Federación me dice que tiene que ser un alcalde de Morena para que haya recursos extraordinarios, yo con todo gusto", expresó Gaspar Beltrán en tono triste y a la vez exasperado.
Finalizó haciendo un llamado a los capitalinos para que acudan a los centros de atención, gestión ciudadana y cobros municipales, para realizar sus contribuciones y pago de servicios públicos, para de esa manera paliar la crisis en la que se encuentra la comuna, con un alcalde acorralado y atribulado que cada día se queda solo, con su constructor y su tesorera Guri.

Last modified onMartes, 11 Junio 2019 19:30
back to top