Condena CIDH homicidio de 28 presos del penal de Las Cruces

Condena CIDH homicidio de 28 presos del penal de Las Cruces

Rosario García Orozco/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro., julio 13 de 2017 (NOTYMAS). La Comisión interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el homicidio de 28 presos de la cárcel de Las Cruces, del puerto de Acapulco, donde también resultaron heridas tres personas tras una riña el pasado 6 de julio.

Mediante un comunicado enviado desde sus oficinas en Washington, D.C., la CIDH insta al Estado Mexicano a continuar con la investigación iniciada con la debida diligencia, identificar a los responsables y establecer las sanciones pertinentes.

La madrugada del pasado 6 de julio, en el penal de Acapulco, se registró una riña por la pugna permanente de grupos contrarios en el interior del cereso, que habría iniciado en el módulo denominado “de máxima seguridad”, donde se alojan los internos acusados de delitos federales y que pertenecen a grupos de delincuencia organizada. 

La Comisión Interamericana advierte que en el Estado mexicano prevalece una situación de violencia carcelaria, por lo que la instancia expresó su preocupación por la ausencia de medidas de seguridad efectivas para garantizar los derechos a la vida y la integridad personal de quienes están privados de la libertad, purgando alguna condena.

De manera reciente, la Comisión se pronunció al respecto en sus comunicados de prensa 16/16 de 18 de febrero de 2016, y 86/16 de 23 de junio de 2016 en que condenó la muerte de 49 personas privadas de la libertad y de 3 internos, respectivamente, como resultado de motines iniciados por el enfrentamiento entre integrantes de grupos contrarios. 

En su Informe sobre la Situación de Derechos Humanos en México, la CIDH destacó la situación de inseguridad, y las condiciones que permiten o propician hechos de violencia entre internos, como patrones comunes y estructurales que caracterizan la problemática carcelaria.

Al respecto, la CIDH subraya que los Estados como garantes de los derechos fundamentales de las personas privadas de libertad, tienen el deber jurídico de adoptar acciones concretas para garantizar los derechos a la vida e integridad personal de los reclusos; entre ellas, asegurar la seguridad interna en los establecimientos penitenciarios, mediante la prevención efectiva del ingreso de armas, y el control de la actividad de las organizaciones criminales en las cárceles.

La Comisión insistió en que el Estado tienen la obligación de investigar de oficio y con la debida diligencia todas aquellas muertes de personas que se encuentran bajo su custodia, y que éstas deben estar orientadas a ubicar a los responsables materiales de los hechos, así como a los posibles autores intelectuales y a aquellas autoridades que por acción u omisión pudieran ser responsables. 

El comunicado advierte que la Comisión dará seguimiento a la investigación que iniciaron las instancias responsables para dar con los responsables de esos hechos violentos.

Finalmente insiste que la CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y que tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. (NOTYMAS)

back to top